LOS POETAS MALDITOS

LOS POETAS MALDITOS

Los poetas malditos,  es una prosa poética de Paul Verlaine publicada en 1888.
En esta obra se habla a seis poetas: Tristan Corbière, Arthur Rimbaud, Stéphane Mallarmé, Marceline Desbordes-Valmore, Auguste Villiers de L’Isle-Adam y Pauvre Lelian (anagrama de Paul Verlaine).
El calificativo de “Poeta maldito” se hizo rápidamente famoso,  por lo general, el calificativo se refiere a un talentoso poeta que disfruta de su juventud, rechaza los valores de la sociedad, encabeza provocaciones peligrosas, es antisocial o libre; por lo general muere antes de que su genio sea reconocido por su valor razonable.
Es una  coincidencia, que la mayoría de estos poetas padecieron una muerte violenta y prematura, antes de que su herencia literaria fuera  reconocida.

  • Arthur Rimbaud: Su escritura se afianza en el arrebato y se confía a una mutilación del concepto de belleza: “Una tarde, senté a la Belleza en mis rodillas. Y la encontré amarga. Y la injurié”, escribió al inicio de Una temporada en el infierno. Hace cristalizar la crueldad en su obra creadora dando lugar a un lenguaje nuevo, un “lenguaje universal”, en sus propias palabras. Un lenguaje compuesto por elementos disímiles, como un tejido desprovisto de forma, cuyos referentes serán la extrañeza, la arbitrariedad, el asco y el embeleso. Tuvo una relación homosexual con Verlaine.

v  El barco borracho (fragmento)
” Mientras descendía por Ríos impasibles, 
sentí que los remolcadores dejaban de guiarme: 
Los Pieles Rojas gritones los tomaron por blancos, 
clavándolos desnudos en postes de colores. 

No me importaba el cargamento, 
fuera trigo flamenco o algodón inglés. 
Cuando terminó el lío de los remolcadores, 
los Ríos me dejaron descender donde quisiera. 

  • Paul verlaide: Un viejo poeta consumido por el alcohol, un beodo con una prodigiosa pluma, capaz de escribir cientos de poemas, pero maldecido por su horrorosa y desafortunada forma de vivir, porque el poeta se sentía compensado con las monedas que los hombres le lanzaban en las cantinas o casas de citas donde acostumbraba pasar la mayor parte del tiempo, luego, acariciado por el poder del alcohol y la lujuria, amaba implacablemente en sus versos, en el relato el autor intenta explicar la poderosa  magnificencia de un poeta, la vida desordenada y desalineada que llevaba y que, de alguna manera, era parte de su espíritu creador de poeta, un mal necesario para poder aligerar la pluma y versar sin compromiso.

Mi sueño familiar (fragmento)

  •  

Tengo a veces un sueño extraño y penetrante

de una mujer desconocida a la que amo y que me ama

y que no es, cada vez, en absoluto la misma

  •  

Porque ella me comprende, y mi corazón transparente

para ella sol, ¡ay! cesa de ser un problema

para ella sola, y los sudores de mi frente pálica

ella sola los sabe refrescar, llorando. . .

  • Stéphane Mallarmé: Bautizado con el nombre Etienne Mallarmé. La dificultad de su poesía, llena de alusiones oscuras le habían hecho fama; Stéphane Mallarmé sirvió de los símbolos para expresar la verdad a través de la sugerencia más que de la narración, de manera que su poesía y su prosa se caracterizan por su musicalidad, la experimentación gramatical y un pensamiento refinado y lleno de alusiones.

v  Angustia (fragmento)

Hoy no vengo a vencer tu cuerpo, oh bestia llena
de todos los pecados de un pueblo que te ama,
ni a alzar tormentas tristes en tu impura melena
bajo el tedio incurable que mi labio derrama.

Pido a tu lecho el sueño sin sueños ni tormentos
con que duermes después de tu engaño, extenuada,
tras el telón ignoto de los remordimientos,
tú que, más que los muertos, sabes lo que es la nada.

  • Charles Bardelaire: Fue un poeta y crítico de porno. Es conocido como uno de los primeros en escribir poemas obscenos que trataban sobre unas damas distinguidas con las que pasaba la mayor parte de su tiempo. Vivió una infancia infeliz, pues le tocó la mayor atrocidad para cualquier ser humano. Charles publicó su primer libro: Las Flores del Mal.  El eje temático del libro era el de unas flores que Satán le regaló en su juventud. Así, Baudelaire fue acusado de ser satánico y un pervertido. Tras una larga agonía de sexo, drogas y música murió feliz.

v  Las flores del mal (fragmento)

La diana cantaba en los patios de los cuarteles, y el viento de la mañana soplaba sobre las linternas.

Era la hora en que el enjambre de los sueños malhechores crispa sobre sus almohadas a los adolescentes morenos; en que, como un ojo sangriento que palpita y se mueve, la lámpara pone sobre el día una mancha roja; en que el alma, bajo el peso del cuerpo huraño y pesado, imita los combates de la lámpara y el día. Como un rostro en llanto que las brisas enjugan, el aire está lleno del estremecimiento de las cosas que huyen. Y el hombre está cansado de escribir y la mujer de amar.

  • John Keats: La lírica de Keats se caracteriza por un lenguaje exuberante e imaginativo, atemperado por la melancolía. Keats tenía con frecuencia la sensación de trabajar a la sombra de los grandes poetas del pasado y sólo hacia el final de su efímera vida, cuando sentía cerca la sombra de la muerte, fue capaz de producir sus poemas más auténticos y memorables.

 

Poema Oda A La Melancolía (FRAGMENTO)1
No vayas al Leteo ni exprimas el morado
acónito buscando su vino embriagador;
no dejes que tu pálida frente sea besada
por la noche, violácea uva de Proserpina.
No hagas tu rosario con los frutos del tejo
ni dejes que polilla o escarabajo sean
tu alma plañidera, ni que el búho nocturno
contemple los misterios de tu honda tristeza.
Pues la sombra a la sombra regresa, somnolienta,
y ahoga la vigilia angustiosa del espíritu.

 

el cuervo (fragmento)

Una vez, al filo de una lúgubre media noche,
mientras débil y cansado, en tristes reflexiones embebido,
inclinado sobre un viejo y raro libro de olvidada ciencia,
cabeceando, casi dormido,
oyóse de súbito un leve golpe,
como si suavemente tocaran,
tocaran a la puerta de mi cuarto.
“Es —dije musitando— un visitante
tocando quedo a la puerta de mi cuarto.
Eso es todo, y nada más.”

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s